marzo 05, 2010

El PIB de Venezuela disminuyó 3,3% en el año 2009

Como resultado de la crisis económica global, del debilitamiento de los precios del petróleo y de los recortes de producción acordados en el seno de la OPEP, el Producto Interno Bruto (PIB) a precios constantes, correspondiente al cuarto trimestre de 2009, registró un descenso de 5,8% respecto al mismo período del año anterior, lo que unido a la disminución de 2,3% en los primeros nueve meses, determinó una contracción de 3,3% en el año. No obstante, el sector público experimentó un crecimiento de 0,9% en el 2009, impulsado por un significativo aumento de 6,1% en la actividad no petrolera.


Desde el punto de vista institucional, el valor agregado bruto del sector público disminuyó 0,3% en el trimestre; mientras que la actividad económica privada registró un descenso de 7,0%, cuando se le compara con el cuarto trimestre de 2008.

Bajo este contexto, el Ejecutivo Nacional, consciente del compromiso para con los sectores más vulnerables de la población, mantuvo la ejecución de los diversos programas sociales que inciden directamente en un mayor bienestar de la sociedad.


Actividades económicas:

La evolución de la actividad económica en el cuarto trimestre del año 2009, estuvo determinada por la disminución registrada tanto en la actividad petrolera (-10,2%) como en la no petrolera (-4,0%), respecto a igual período del año anterior.


Actividad petrolera:

El comportamiento registrado en el cuarto trimestre, unido a la contracción de 6,2% experimentada en los primeros nueve meses del año, genera una disminución de 7,2% en el valor agregado para el año 2009, determinado por el menor nivel de producción originado en el cumplimiento de los recortes acordados en el seno de la OPEP a fines del año 2008, estrategia orientada a lograr la recuperación de los precios del petróleo.


Actividades no petroleras:

En las actividades no petroleras destacan los crecimientos del valor agregado por parte de comunicaciones (+10,5%), electricidad y agua (+5,5%), productores de servicios del gobierno general (+2,8%) y los servicios comunitarios, sociales y personales (+0,6%).

Entre las actividades que experimentaron disminuciones se encuentran: los servicios de transporte (-16,9%), el comercio (-13,9%), la industria manufacturera (-6,9%), la minería (-4,8%) y los servicios inmobiliarios (-2,8%). Debe señalarse, que en estos resultados incidieron la menor disponibilidad de insumos de origen importado y la disminución de la demanda agregada interna, tanto en gastos de inversión como de consumo final, no obstante las evidentes mejoras en el mecanismo de agilización para la tramitación y entrega de divisas a sectores claves de la economía y a la ejecución del plan de inversiones en infraestructura pública.


Industria manufacturera:

La contracción observada en la industria manufacturera estuvo determinada por caídas en el volumen de producción en las ramas de actividad privada: fábrica de muebles (-46,2%), metales comunes (-45,0%), minerales no metálicos (-26,8%), vehículos (-17,8%), productos de madera (-12,8%), fabricación de maquinaria y equipos (-12,0%), edición e impresión (-9,2%) y la industria de alimentos (-0,2%). Es de destacar, que los resultados obtenidos para minerales no metálicos y metales comunes, obedecen al proceso de nacionalización adelantado por el Ejecutivo Nacional con miras a impulsar el nuevo modelo socio productivo.

Estos desempeños fueron atenuados en parte por los crecimientos obtenidos en la producción, procesamiento y conservación de carne y derivados (+17,9%), trillado y molienda de trigo (+16,3%), producción de papel (+12,1%), prendas de vestir (+11,0%), textiles (+5,5%) y sustancias y productos químicos (+0,7%). Es de destacar que en este último caso se observó un cambio en la tendencia, luego de disminuciones en los cinco trimestres anteriores, lo que evidencia una respuesta positiva a la política de prioridad en la asignación de divisas.


Construcción:

La actividad construcción reportó un menor nivel de actividad, al registrar una disminución de 3,5% en el cuarto trimestre, derivado de los ajustes presupuestarios en el sector público, que ocasionaron una disminución de 8,9% en la construcción demandada por este sector, para el período reseñado. El menor nivel de demanda del sector público se encuentra asociada a una menor ejecución de obras de las empresas públicas (-3,1%) y del sector gobierno (-14,4%). Por su parte, la construcción demandada por el sector privado experimentó un crecimiento de 7,6%, originado en mayor medida a la ejecución de obras de carácter residencial.


Comunicaciones:

Las actividades relacionadas con las comunicaciones registraron una expansión de 10,5% durante el trimestre en estudio, impulsada por los crecimientos de 15,6% y 3,4% en el valor agregado de los servicios ofrecidos por los sectores público y privado, respectivamente. Entre los factores que explican esta evolución destacan: la incorporación de servicios relacionados con la aplicación de nuevas tecnologías, la mayor cobertura geográfica del servicio de telecomunicaciones y el incremento del número de usuarios.



Productores de servicios del Gobierno General:

Los servicios producidos por este sector mantuvieron la tendencia favorable que se observa desde el primer trimestre de 2003, al crecer en 2,8%, derivado de la mayor prestación de servicios de administración pública y defensa (+4,4%), salud (+1,4%) y enseñanza (+0,1%). Es importante resaltar que con el resultado de este trimestre, suman veintiocho trimestres consecutivos de una política de gasto fiscal comprometida con el desarrollo social y orientada a la ampliación de los programas que favorecen en forma directa a la población de menores recursos.


OFERTA Y DEMANDA GLOBAL

La oferta agregada se contrajo en 17,1%, impactada, tanto por la disminución en las importaciones (-39,8%) como por el mencionado descenso del PIB.

La demanda global disminuyó por las reducciones observadas tanto en la demanda agregada interna (-18,2%) como en la externa (-6,6%). El resultado de la demanda agregada interna viene explicado por las disminuciones en el gasto de consumo final privado (-6,7%) y de la inversión bruta fija (-19,6%), que fueron atenuadas por el crecimiento de 2,1% en el gasto de consumo final del gobierno general. En el caso del gasto de consumo final privado incidió la caída del ingreso real.

Durante el año 2009 el Banco Central de Venezuela, en coordinación con el Ejecutivo Nacional, dictó lineamientos de política monetaria con el propósito de procurar la moderación de las presiones inflacionarias, adecuar los niveles de liquidez del sistema bancario, mantener el funcionamiento adecuado en los sistemas de pago, continuar estimulando el crédito a los sectores productivos e incentivar el ahorro, a los fines de alcanzar los objetivos de desarrollo armónico, con reducción de la pobreza e inclusión social.


Fuente: BCV - Departamento de Relaciones Institucionales